Stella Castro Miranda

Psicóloga Clínica y Musicoterapeuta

¡LA INCOMODIDAD INSTRUMENTAL!

Deja un comentario

Este tema que voy a tratar hoy es de vital importancia para los músicos. Siempre en la vida musical y no musical buscamos explicaciones a lo que nos ocurre en lo externo. Nos decimos: “Hoy parece que no me funciona bien el instrumento, que no me va el picado, que no estoy expresivo..” El músico siempre anda rumiando: ¿Habré dormido mal? ¿He descansado poco? ¿Tengo mucho estrés? Y así sucesivamente. A veces, es posible que necesitemos descansar después de una época de mucho trabajo y estrés. Sin embargo, otras veces no es así y hay que asumir que algo no va bien, lo cual, es una parte importante de lo que nos sucede.Sin embargo, lo que tendemos a hacer de manera irracional, es culparnos o echar culpas al mundo de lo que sucede. La culpabilidad existe porque es un invento de nuestra mente. No somos culpables de nada. Pueden existir en cualquier caso, causas pero no culpas. Las causas nos ayudan a  mejorar y entenderlas nos abren el camino del cambio.

harta

Nosotros, repito  ¡NO somos Culpables! Somos causas de una circunstancia. En relación a esto, barruntamos mucho. Por ejemplo, “esta embocadura de plata va mal; esta boquilla no tira; El piano está duro hoy; el labio está frío”…Es decir, ponemos la Culpa fuera ¿Por qué? Esto nos alivia de la tensión y pone la mirada en lo externo. Esto nos exime de responsabilidad y nos ahorra el trabajo de tener que hacer algo al respecto. Si lo otro es lo culpable eso nos limita nuestro campo de acción, nos bloquea y no vemos salida y, también es algo fácil, ya que así evitamos mirarnos a nosotros mismos para explorar y conocernos más.

Por eso ¿ES PRÁCTICO REALMENTE?

La realidad es que no es nada práctico ya que nuestra mente empieza a formularse muchísimas hipótesis como: “¿¡Qué pasa!?” “¡¿Por qué no suena hoy bien el instrumento?!”. Y esto anula cualquier posibilidad de intervención. Si esto pasa, un gran remedio es Aceptar la situación en el momento presente y pasar a la acción inmediatamente trabajando sobre este tema.

Este sentimiento de culpa a su vez puede conllevar también frustración e inhibición y esto puede desencadenar en reacciones futuras de ira, rabia, rencor,lucha y bloqueo.

Y nos preguntamos ¿La culpa quien la tiene? ¿El instrumento? O ¿La tengo yo?

Posteriormente, esto se psicomatiza y aparecen los malestares y más gravemente, patologías. El asunto es que siempre hay un detonante, un momento que hace que todo se vuelva caótico y nada funcione.

Y por ende, hay que buscar argumentos. Nuestra mente quiere argumentos y más argumentos. No permitáis que eso ocurra, ya que la mente nunca para, ni se cansa. Nuestra cabeza se alimenta mucho con nuestras conversaciones internas. Nos lleva a sentir que fuimos nosotros los que generamos esto y lo otro, o bien, que algo externo apareció y se desajustó todo.Nos pasamos horas repitiendo, pensamientos, sensaciones y emociones de manera mental y corporal. Gastamos combustible y no solucionamos nada.

Mucho ánimo amigo/as os dejo con estas reflexiones que espero que os sean de gran ayuda en vuestro proceso Psicológico Musical.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s