Stella Castro Miranda

Psicóloga Clínica y Musicoterapeuta


Deja un comentario

¿QUIERES EVADIRTE? ¿QUIERES MEJORAR CON TU INSTRUMENTO? ¿QUÉ QUIERES?

Cómo Músicos nos evadimos de la realidad. Todo aquel que toque un instrumento quiere evadirse de la realidad y utiliza el instrumento como objeto intermediario para salir de sus malestares. ¿Qué pasa cuando el instrumento no puede expresar lo que deseas?

Empiezan pensamientos tipo: “Este pasaje no me sale”; “Hoy no fluye la música”… ¿Realmente que está pasando? ¿No nos podemos evadir a través del instrumento? ¿Lo que antes era agradable ahora se convierte en insatisfactorio?

evasion_musicale_by_ma_bulle_de_couleur-d84r41o

Por una parte, el Músico piensa que la práctica repetitiva es eficaz. Nos pasamos haciendo hora tras hora los mismos  movimientos musculares sin emoción. Pensamos que a más tiempo mejor y todavía hay una concepción pedagógica de: ¡Cuanto más toques y pases más horas con el instrumento, mejor te saldrá!. Es decir, “Tocar es cuestión de Horas” ¿Es cuestión de horas? Hoy en día se sabe que cuanto más repetimos motóricamente algo, nuestro cerebro empieza a mandar la señal de que esto es aburrido, que no sirve de nada. Los grupos musculares, tendones, nervios empiezan a quejarse pero no escuchamos las señales que nuestro cuerpo nos manda. Y al no tener un control de nuestros movimientos musculares y al no tener en cuenta los ritmos ultradianos internos, nuestra mejora musical lejos de avanzar se deteriora.

Deterioro

Esto entre músicos rara vez sé comenta. Y cuando decides comentarlo a algún compañero te dicen: ¡No te rayes tanto!¡Disfruta y Sé Feliz! Esto lleva a una mayor frustración instrumental porque este ocultismo hace que cuando se tienen problemas  se empiece a sentir que solo los tiene un@. Posteriormente, se visitan especialistas y empiezan a etiquetar el problema sin dar soluciones.

Pero… ¿Cuál es la causa? La causa es importante. La Causa nos puede dar Luz en este proceso aunque no es suficiente. Está claro que tenemos diversos tipos de mentes: Yo, esto lo llamo “multimente”. Nuestra manera de pensar es a varios niveles: Tenemos diversos tipos de cerebros. Si empezamos a repetir entramos en la obsesión. Esta manera repetitiva de tocar nos lleva automatizar movimientos sino se emplea el descanso adecuado. La automatización puede conllevar un aprendizaje errado del movimiento o movimientos. Si nos quedamos en esta obsesión de tocar sin entender lo importante que es, Parar y Tomar conciencia de lo “Qué aprendemos” Y “Como lo aprendemos”, la memoria cognitiva empieza a repetir movimientos compulsivamente incluso cuando no tocamos. Por lo tanto, la memoria cognitiva repite erradamente. Tomar conciencia de esto y conectar con técnicas creativas proyectivas de estudio y trabajo pueden ayudar a romper esta cadena y cambiar radicalmente tu forma de entender el estudio y tu trabajo interpretativo. Por lo tanto, rompe la cadena y no reincidas en el error compulsivo. Insiste en comprender tus procesos de aprendizaje y permite mejorar en tu práctica diaria o bien, encontrar bienestar con tu instrumento a la hora de tocar.

Nada más amigos.

STELLA CASTRO MIRANDA: PSICÓLOGA Y FLAUTISTA

Anuncios


Deja un comentario

ENFERMEDADES DE MÚSICOS: “LA DISTONÍA FOCAL”

Lo que voy a tratar en este artículo es de vital importancia para nuestra profesión como músicos. Este tipo de trastorno afecta en gran medida a esta profesión. De hecho también se la llama la enfermedad de los músicos

¿Cómo es posible que este condicionante afecte a tantos músicos?

Distonía Focal 1En primer lugar, querría un poco explicar de manera breve lo que es la distonía según estudios neurológicos recientes en diversos pacientes. El nombre de distonía fue utilizado por primera vez por Oppenheim en 1911 para describir la alteración del tono muscular y la deformidad postural que puede desarrollarse en este trastorno. En la actualidad la distonía se define como una contractura muscular involuntaria mantenida que induce posturas anormales. Puede afectar a cualquier parte del cuerpo y puede ser clasificada de acuerdo a dicha distribución como focal y multifocal. La distonía puede también ser dividida en primaria o secundaria, de acuerdo a sí se encuentra una causa subyacente. Del estudio de las disfonías secundarias se ha podido determinar que los ganglios basales son las estructuras lesionadas.

Centrándonos en la distonía focal (es la que más afecta a los músicos, instrumentistas, intérpretes..) podemos decir que es un trastorno que afecta a un músculo o grupo de músculos en una parte específica del cuerpo, causando una contracción o retorcimiento muscular indeseado. La distonía focal puede afectar a los músculos de los ojos, boca, cuerdas vocales, cuello, manos y pies. En el caso del Músico, afecta a cualquier parte del cuerpo que impida al músico la correcta ejecución del instrumento. Por lo tanto, se puede dar en la embocadura o bien en las manos del instrumentista. Se caracteriza por una actividad muscular anormal que incluye fenómenos involuntarios como contracciones, espasmos, temblor, muecas etc…, estos impiden al músico manejar adecuadamente los músculos implicados en la ejecución o práctica de su instrumento.

La pregunta es: ¿El músico mejora o esto le impide tocar de por vida?

Se emplean una serie de fármacos para ayudar a tratarla, pero con poca eficacia para la solución del malestar y sufrimiento del músico.
Sabemos que la Psicología es una eficaz herramienta para mejorarla y en la gran mayoría de los casos, Erradicarla.

“El auto-conocimiento a través de las distintas técnicas terapéuticas ayuda a favorecer y mejorar estos estados y a encontrar un espacio de encuentro y bienestar contigo mismo y por ende con tu instrumento.

A lo largo de mi vida como Psicóloga y Musicoterapeuta he tratado y trato este tipo de trastorno tan importante y vital para nosotros los Músicos. SDistonía 3abemos desde la ciencia de la Salud que hay una intrínseca relación entre cuerpo y emoción. Nosotros como músicos manejamos y trabajamos mucho con las emociones y afectos a la hora de expresar con nuestro instrumento la obra que tenemos que tocar. Esta intrínseca relación entre el Hemisferio Derecho (Emocional) y el Hemisferio Izquierdo ( Racional) hace que se puedan somatizar diversas patologías a través de nuestro cuerpo.

 Te invito a probar y a conocerte más y a encontrar un espacio que te permita Explorar TUS RECURSOS INTERNOS Y POR LO TANTO, QUITARTE ESTE LASTRE QUE TE IMPIDE MEJORAR Y CRECER COMO MÚSICO.

“Las horas de sufrimiento y dolor dependen de ti”

“AYÚDATE. ESE ES EL MEJOR REMEDIO”


Deja un comentario

“EN BUSCA DE LA CONCENTRACIÓN PERDIDA… o ¿YA ESTABA PERO NO LA SABÍAMOS UTILIZAR?”

como-mejorar-la-concentracion

Cada día que pasa nos centramos más y más en el instrumento y no nos damos cuenta que el trabajo con calidad es mucho mejor que mirar el reloj para ver cuantas horas pasamos tocando.

Cada día que pasa me doy cuenta de lo importante que es la concentración en el instrumento. Sin embargo no es ese tipo de concentración que tenemos intelectivamente hablando en mente.

Dícese que la Rae es la concentración es “la acción y efecto de concentrarse”. Y según la wikipedia la concentración mental “es un proceso psíquico que se realiza por medio del razonamiento; consiste en centrar voluntariamente toda la atención de la mente sobre un objetivo, objeto o actividad que se esté realizando o pensando en realizar en ese momento, dejando de lado toda la serie de hechos u otros objetos que puedan ser capaces de interferir en su consecución o en su atención.

Sin embargo cada día que pasa me doy cuenta que la concentración sin más no se produce con lleva más cosas, más elementos que nos pueden ayudar a mejorar la misma. Estoy convencida que todas las personas tienen la capacidad de concentrarse. Todos tenemos la capacidad de concentrarnos. Todos la usamos constantemente. Si no la utilizásemos no podríamos hacer un pastel, cruzar la calle, conducir.. ¿La pregunta es cómo utilizarla en nuestro servicio?.

Ya os digo que para el proceso creativo, no basta con usar este nivel cotidiano de concentración. Yo te digo que “NO HAY LÍMITES EN CUANTO A LAS POSIBILIDADES DE ESTE PODER”

Poco a poco voy a ir mostrando ejercicios para que mejoréis vuestra concentración:

Ejercicio 1:
Observa cualquier edificio que vayas viendo.
Centra tu mirada en uno. En uno amplio, Fachada_de_la_Catedral_de_Leóngrande e inmenso. Por ejemplo, fíjate en una catedral. Mira sus formas. Fíjate en su magnitud y grandiosidad.
Sigue sus líneas, estúdialas. Sus formas, sus dimensiones, su peso. Estudia las conexiones entre las distintas partes de la forma arquitectónica completa. Trata de adivinar la función de cada soporte, levantar… ¿Cuál es el carácter principal del conjunto? Imagina como vibra el edificio.
Imagínate que resultado tendría la columna si fuera más delgada, más ancha. Imagina una torre tres veces más alta, o tres veces más baja…

Sigue observando e imagina que similitud tiene esto con tu sonido.

Ya tienes mucho….Observa, concéntrate e imagina.
En próximos artículos más..jeje.


2 comentarios

¡NO SOPORTA-LITIS MI MIEDO, NUNCA MÁS VOLVERÉ A SALIR A UN ESCENARIO!

A lo largo de mi vida musical siempre he oído infinitos comentarios en relación al miedo y su desventaja escénica. El miedo es una emoción básica y es innata en el ser humano, por lo tanto, cuando se dice el miedo es “malo”, “no es operativo”, “No nos ayuda”….Es algo que no es real. El miedo es una emoción vital y útil,nos pone en estado de alerta, cataliza nuestras sensaciones y aumenta nuestra conciencia ante cualquier situación relevante. Es un instinto básico que fija nuestra atención en lo que sucede a nuestro alrededor y bien calibrado nos mantiene en equilibrio y energía psíquicos ante una situación, como por ejemplo,  salir a un escenario.

Imagen

El miedo al igual que otras emociones son respuestas rápidas e instintivas ante una situación. Podríamos decir  también que es la interpretación que  damos a una situación. Es decir, que si para nosotros subir a un escenario es algo “nefasto y catastrófico” pues entenderemos esta situación como algo “dramático y trágico”, es decir, a través de nuestros pensamientos producimos sensaciones en el cuerpo que nos llevan a estados de malestar y nerviosismo.

No nos damos cuenta que el miedo  es un mecanismo biológico de supervivencia, una respuesta ante peligros reales o imaginarios que permite reaccionar ante situaciones adversas. Por tanto, si interpretamos el salir al escenario como algo amenazante, o como algo aversivo somos nosotros mismos los que nos estamos diciendo que esa situación es muy mala y que como tal, debemos huir de ella.

¿Y Qué pasa? Que además nuestro cuerpo solo tiene dos maneras de mostrarlas (vamos que nuestro organismo es bastante limitado) activándose o desactivándose. Es importante darse cuenta que esa activación o aceleración física es igual en otras emociones y eso nos va a ayudar a darnos cuenta de que el miedo puede vivirse como desagradable pero es inofensivo. De hecho, cuando vivimos esa misma aceleración con la alegría  lo consideramos agradable. Por su parte, la tristeza produce una relantización corporal. Y lo mismo sucede con otras emociones. Vamos que nos aceleran y nos relantizan nuestras emociones.

fotos-de-gacelas-9Así que voy a contaros una historia: estaba la Gacela Manolita, (Si como la de la lotería) bebiendo agua en la sabana africana cuando, de repente  se da cuenta que hay un leopardo acechante. En su cerebro se produce una “Alarma” y se desencadenan una serie de cambios que su organismo produce en las situaciones de alarma para facilitar las dos respuestas que Manolita tiene ante el peligro: huir o atacar. Para ambas respuestas necesitará mucha energía extra. El sistema nervioso autónomo, que es el que se encarga de acelerar o enlentecer funciones automáticas como respirar, hacer la digestión, etc va a ser el principal responsable de los cambios rápidos e intensos, lo hace a través del sistema nervioso autónomo simpático que
es el que acelera y activa.

También funcionará otro sistema que tarda más en hacer efecto, pero que se mantiene más tiempo, que es el hormonal.

El sistema nervioso autónomo y sistema hormonal en conjunto producen los cambios que darán a Manolita la energía extra para responder a esa situación de alarma huyendo.

Los cambios que se producen son los siguientes:

– La respiración se acelera para tomar más oxígeno, principal combustible del organismo junto a la glucosa.

– La respiración pasa a ser pectoral, con los músculos de la parte del pecho que son más rápidos, a diferencia de la respiración cuando se está relajado, que es abdominal o diafragmática, con los músculos del abdomen o con el diafragma

– El corazón se acelera para llevar más sangre y más rápido a todas partes del cuerpo, ya que la sangre transporta el oxígeno y los alimentos que se necesitan para funcionar.

– La tensión sanguínea aumenta para transportar más rápidamente esos mismos nutrientes y oxígeno.

– Los  vasos sanguíneos pequeños que están más en la superficie, se cierran para enviar la sangre a los músculos grandes de piernas y brazos, que son los que se van a usar.

– Los músculos se tensan para comenzar a funcionar en cualquier momento.

– Se produce un sudor frío para refrescar el calor que se producirá mientras se realiza el ejercicio intenso de atacar o huir.

– El cerebro produce unas sustancias llamadas endorfinas que hacen que se noten menos las sensaciones físicas de cansancio y dolor. Esto permite que Manolita no se detenga por estar cansada o herida en medio de su huida o de su ataque.

– Si la digestión apenas ha empezado, se puede eliminar la comida vomitando, si ya está más avanzada, se aumenta la producción de ácidos en el estómago para terminar .Así que con esta percepción de la realidad salimos al escenario y entonces, es cuando se generan toda esta serie de mecanismos que acabo de narrar.

¿Por qué entendemos que salir a un escenario es amenazante entonces?

Porque hemos interpretado esa situación (el salir a escena) como amenazante. Imagínate correr con tu flauta travesera como una gacela por todo el escenario porque te persigue un leopardo.miedo-escenico

¿No te parece absurdo?

Así estamos en un escenario cuando solo pensamos que el público es un leopardo amenazante  que nos quiere atacar. Por lo tanto, es nuestra mente la que se lo ha guisado y se lo ha comido. Vamos que ha hecho una interpretación errada de una situación. En conclusión, ha fabulado sobre el hecho en sí de salir al escenario. Y como somos lo que pensamos al salir al escenario nos hemos convertido en la Gacela Manolita y lo único que nos apetecía era salir corriendo.

 

ImagenCuando esa energía, esa “energía escénica” se canaliza para la acción, en este caso, para la acción de tocar una obra musical, interpretar una obra de Teatro  o  hablar en público entonces la manera de tocar e interpretar cambia radicalmente desde un punto positivo. Luego entonces, contrario a lo que la mayoría cree, lejos de perder fuerza y capacidad para la acción somos más eficaces y tenemos un montón de energía extra para hacer música.

Así que como diría Jodorowsky ” Tu miedo termina cuando tu mente se da cuenta que es ella la que crea este miedo”

 


Deja un comentario

¡¡COMUNICANDO QUE ES GERUNDIO!!

¿Nos hemos fijado alguna vez en lo que nos cuentan nuestros alumnos con sus gestos, con sus movimientos, en su manera de hacer,en definitiva, ¿Nos hemos parado a observar su comunicación No Verbal?

A medida que  paso horas dando clases a mis alumnos y observándoles me pregunto que se le pasará por la cabeza a cada uno de ellos??? Miras esas caritas mayores y pequeñas y les ves  en su inmensidad y en su profundidad.

Está claro que tú no puedes hacer todo lo que te gustaría. Incluso a veces me pregunto ¿Les estaré dando todo lo que necesitan? No siempre podemos llenar y dar todo lo que piden nuestros alumnos pero, si podemos poner toda la carne en el asador a la hora de la enseñanza. Dar todo lo que el alumno necesite o por lo menos intentarlo. No siempre estamos presentes a la hora de guiarlos. No estamos en el aquí y el ahora. Tenemos la cabeza en el concierto de mañana, en el sonido de nuestra flauta, en que la mañana de estudio ha sido regular, o en qué vamos a hacer de comer……En cualquier cosa..¡¡Jeje!! ¿Acaso nos paramos a pensar que las personas que están ahí necesitan mucho de nosotros para hacerles crecer no solo como Flautistas y como Músicos sino como personas? ¿Acaso no es más importante?.

Otras veces tenemos el 11427687-viejo-profesor-regana-a-sus-alumnos-para-hablar-en-la-clasedía torcido y le decimos alguna frase algo seca al alumno porque simplemente no han podido encontrar el camino del sonido o de pronto han estudiado poco. Está claro que para que haya una destreza en la interpretación musical se necesita de una disciplina y trabajo constante hacia el instrumento. Pero no todos somos iguales. Los tiempos para un@s no son iguales que para otr@s y a tod@s los metemos en el mismo saco. Me doy cuenta que etiquetamos en exceso, y el alumno bueno es aquel que todo le sale bien, a la primera, que estudia y se come el repertorio. Pero ¿Cuántos de esos alumnos encontramos en el conservatorio??

También me he dado cuenta que eso se hace extensible a todos los demás cuerpos. Da igual que seas profesor de música en primaria y en secundaria. De hecho diría que lo tienen algo más difícil porque dar clase a grupos no es lo mismo que dar clase individual.

Nada Más amig@s.

Stella Castro Miranda: Psicóloga y Flautista


Deja un comentario

“El Virtuoso chelista amnésico”

Un músico alemán pierde todos los recuerdos pero interpreta y reconoce sinfonías

Estudios revelan cómo la memoria musical se aloja en lugares distintos del cerebro.

Cuando llegó a las urgencias del hospital Charité de Berlín, el paciente no recordaba prácticamente nada. Padecía fiebres, dolores de cabeza y algún ataque epiléptico. P. M. [los médicos protegen su identidad] sufría una encefalitis por herpes que había arrasado con la mayoría de sus recuerdos. Solo reconocía a su hermano y era incapaz de realizar simples ejercicios como dar el nombre de algún río de Alemania o nombrar la capital de España. Aquel amnésico había sido un reputado violonchelista de una orquesta berlinesa; y la sorpresa fue que, con el tiempo, su neurólogo descubrió atónito que el hombre sí era capaz de recordar sinfonías, su melodía e incluso su tempo. ¿Podía tocarlas? En realidad se negaba a interpretar su instrumento delante de los médicos (creen que por pudor a no hacerlo ya tan bien), pero según sus vecinos, seguía haciéndolo perfectamente algunas tardes en su apartamento.

Podéis seguir leyendo el artículo en este enlace a el país